DE VISITA A LOS ENÓLOGOS – AlabrigaTravel

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

DE VISITA A LOS ENÓLOGOS

(0 Revisión)
Precio
Desde€35
Precio
Desde€35
Nombre completo*
Email Address*
Su petición*
A la lista de deseos

Agregar un artículo a la lista de deseos requiere una cuenta

4669

4 RAZONES PARA ELEGIR ALÀBRIGA TRAVEL

  • No se requiere búsqueda
  • Se asegura la calidad
  • Amplia experiencia
  • Libre de estrés

Obtener una pregunta?

No dudes en llamarnos. Somos un equipo de expertos y estamos encantados de hablar con usted.

+34 872 200 603

info@alabrigatravel.com

3 dias
Disponibilidad: Todo el año
España
Cataluña
Edad min: 18+
Max personas: 12
Descripción del Tour

Los primeros viñedos de la península Ibérica fueron plantados por los antiguos griegos cuando desembarcaron en la bahía de Roses, ya en el siglo VI a.C. Hoy en día, las ruinas de su antigua colonia de Emporion son el sitio arqueológico más importante de Cataluña, y los viñedos son una parte tan natural del paisaje local como las montañas y el mar. Si a usted le gusta beber un vaso o dos durante la cena, entonces seguro que ya sabe que el sabor del vino depende del tipo de uva y el tiempo que pasa en el barril. No menos importante es en qué clima y en qué tierra creció la vid, al norte o al sur, desde donde sopla el viento, la frecuencia de las lluvias y la niebla. Al planificar nuestra ruta enológica también hemos tenido todo esto en mente y hemos tratado de elegir bodegas igual de destacables, aunque totalmente distintas unas de otras, cada cual con su propia forma de elaborar el vino. Siga esta ruta en su totalidad para conocer a los mejores enólogos de Cataluña y descubrir por sí mismo todas las sutilezas y secretos de su noble artesanía.

Detalles del Tour

Idioma

  • Inglés
  • Ruso
  • Español

Precio incluye

  • Servicios de guía
  • Sesión de degustación
  • Comida

Precio excluido

  • Transfer
Qué esperar

Día 1: Negocio familiarAlta Alella / Parque Natural de la Serralada de Marina / Alella-Tiana

Josep Maria Pujol Busquets Camps y Cristina Guillen Soldevila se convirtieron en propietarios de la casa solariega de Can Genís y los viñedos adyacentes hace cerca de un cuarto de siglo. Para poner la economía en pie, los cónyuges tuvieron que trabajar duro: reformar la casa, restaurar viñas viejas, plantar otras nuevas, construir una fábrica moderna y organizar su trabajo. A la hora de decidir qué tipo de uva plantar en las primeras seis hectáreas de su tierra, José María y Cristina se inclinaron por las variedades Pansa Blanca y Mataró. El vino blanco de Pansa Blanca, si se cultiva en barrica, destaca por su aroma de manzana horneada, mientras que la Mataró, casi olvidada tras la última invasión de la filoxera, se puede reconocer por su bouquet a bayas silvestres. El suelo arenoso de Alta Alella es ideal para estas variedades, así como las condiciones climáticas de la zona. Los primeros vinos de la marca Alta Alella vieron la luz en 2001. En la actualidad, la familia de Josep Maria posee 60 hectáreas de tierra bajo la D.O. Alella y D.O. Cava. Aquí se usan viejos métodos de cultivo, no se aplican pesticidas y se respetan la flora y fauna local. Las uvas maduras se recogen a mano y se apilan en cajas pequeñas. Los vinos se mueven en tanques de acero inoxidable o barricas nuevas de roble francés y americano. Hay 47 tipos en total. Por supuesto, usted probará los mejores. La degustación se acompaña de un elegante conjunto de platos, como un tartar de atún, tapas con anguila y ternera asada con espárragos. Curiosamente, el recinto de las bodegas Alta Alella recibe gustosamente no solo a los adultos, sino también a los visitantes más pequeños. Para ellos, los sommeliers locales han preparado un programa especial: contarán a los niños las aventuras de una pequeña uva, caminarán con ellos por las colinas bañadas por el sol y les darán a probar mosto recién exprimido.

Día 2: Vino de rocaCan Ràfols / Parque Natural del Massís del Garraf / Penedès

Carlos Esteba decidió afincarse en la hacienda de su abuelo de Can Ràfols dels Caus en 1979. Después de haber comprado las acciones a sus hermanos, restauró la antigua masía y comenzó a elaborar vino. La tierra que heredó tenía un carácter difícil. Y es que el macizo del Garraf está formado por bajos valles, cuestas empinadas, rocas blancas y grisáceas y montañas que alcanzan alturas de 500 metros sobre el nivel del mar. En su suelo calcáreo se pueden encontrar restos de conchas, evidencia de que, hace millones de años, toda esta belleza era parte del fondo marino. Por otro lado, si uno desea obtener un vino animado y limpio, mineral y profundo, no hay otro lugar mejor. Al seleccionar las uvas, el anfitrión de Ràfols dels Caus mostró su destreza en la práctica y en la experiencia. En la mayor parte de la tierra plantó Xarel·lo y Macabeo, y experimentó acertadamente plantando también Sumoll, un vino con aroma de cerezas. Tampoco se olvidó de los extranjeros: en el suelo calcáreo de la Garrotxa arraigaron perfectamente Sauvignon Blanc, Merlot, Pinot Noir e incluso Chenin Blanc, que está bien arraigado en Francia y Sudáfrica y casi nunca se encuentra en Cataluña. Actualmente, Carlos posee unas 700 hectáreas de tierra. Los viñedos ocupan 90 hectáreas y en ellos se cultivan como mínimo 28 variedades. No es partidario de los productos químicos, centrándose en los fertilizantes orgánicos, y recoge la cosecha a mano, ya que, teniendo en cuenta la especificidad del relieve, de otra manera es imposible. En cuanto a Can Ràfols, merece una atención especial. Este ermitaño del Garraf escondió sus instalaciones de alta tecnología, pero ecológicas, en el interior de una enorme roca. No sin asombro, contemplando los techos de piedra, las columnas y las pesadas puertas del lugar, algunos invitados admiten que se sienten aquí como si estuvieran dentro de una majestuosa catedral. ¡Veremos qué nos evoca a nosotros un sorbo del divino Cava Paris Gran Reserva Extra Brut 2002!

Día 3: Enfoque naturalFinca Parera / Sant Llorenç d'Hortons / Alt Penedès

Los dueños de la Finca Parera son Jordi y Rubén Parera, pintorescos barbudos, padre e hijo, continuadores de las tradiciones agrarias establecidas en este lugar a finales del siglo XIX por su pariente directo Faust Parera. El anciano, en cuyo honor se nombró uno de los mejores vinos de la bodega al pie de Collserola, comenzó a dedicarse al cultivo de la vid allí mismo, poseía un gran huerto, y sinceramente creía que su hijo y nietos continuarían con su labor. Y así fue, a pesar del hecho de que la familia cambió su lugar de residencia. La Finca Parera se encuentra en la región del Alt Penedès. La naturaleza aquí es muy hermosa: pinos, olivares, campos de trigo… Pero la presencia humana es casi invisible. En resumen, el lugar es ideal para poner en práctica la teoría de Rudolf Steiner, un pensador austríaco que inventó la agricultura biodinámica. Se da cuando, en lugar de fertilizantes, se usan decocciones de hierbas o extractos de minerales; cuando el enfoque no se centra en aumentar la productividad de las plantas, sino en crear el suelo óptimo para su crecimiento; y finalmente, cuando las fechas de siembra y cosecha no vienen determinadas por el calendario y el clima, sino por la astronomía. No menor es el respeto que Jordi, Rubén y su compañero Íñigo Ochi muestran hacia la permacultura. Este método de cultivo se basa en las interrelaciones naturales en los ecosistemas. Es decir, si alguna plaga de escarabajos entra en los viñedos, los agricultores no rociarán con insecticida, sino que plantan más melocotoneros, perales o ciruelos en su jardín para atraer a aves y otros animales que se alimentan de este escarabajo. Quizás no suene muy serio, pero los resultados de tal enfoque no son de broma. En los viñedos de Finca Parera crecen bien las variedades Xarel·lo, Sumoll, Garnacha blanca, Chardonnay, Merlot y Cabernet Sauvignon, cuyos vinos aparecen en los mejores restaurantes de España e incluso reciben premios en concursos internacionales.

Mapa
Fotos